martes, 24 de febrero de 2009

Jeans

Los dioses de cualquier armario.

El tejano es la prenda indiscutible en cualquier armario. No entiende de edades, modas ni clases sociales. Es la prenda que más perchas ocupa y la que más ha inspirado a lo largo de la historia de la moda. ¿Quien le iba a decir a Levi Strauss que su invento iba a dar tantísimo que hablar? ¿Quien iba a pensar que un pantalón ideado para cubrir las necesidades de lo mineros se iba a convertir en icono de la moda a lo largo y ancho del planeta?

A través de los años hemos visto como el blue jean se ha reinventado y ha marcado tendencia, asi en los 50 James Dean se encargó de convertirlos en la prenda del chico rebelde y salvaje, en los 60 los hippies hicieron del tejano acampanado una de sus señas de identidad, los 70 y el rock los ciñeron a las piernas para después llegar los 80 con el break dance y hip hop y hacerlos cómodos y anchísimos, moda que perduró hasta los 90 en los que tuvieron que compartir protagonismo con el movimiento grunge y el aspecto descuidado. Ya en el 2000 el abanico de posibilidades se amplía y hoy en día todo tiene cabida.


De campana, pitillo, shorts, boyfriend,


desteñidos, arremangados, en falda o en vestido,


desgastados, "cagaos", desteñidos, de colores,


rotos, de marca, estampados, desgarrados...

Y vosotras qué?, ¿Cuales son vuestros favoritos? ¿Habeis encontrado el tejano perfecto? ¿Los más cómodos?

Nosotras nos decantamos por los modelos de:

Key closet



Ed Hardy



Phillip Plein



Porque nos encantan los bordados, las tachuelas y los referentes a tatuajes y motivos rockeros.
.

4 comentarios:

Aless & Rocío dijo...

Me ha encantado el repaso que has hecho a la historia de los vaqueros!!

Yo me quedo con lo pitillo aunque tambien me encantan llevarlos cuanto mas anchos mejor!!

Un beso!

MINNIE and BELLE dijo...

eyyy gracias!!!
yo empiezo a estar cansada de tanto pitillo. me gustan muy ajustados de pierna y un pelin acampanados de abajo. pero solo un pelín. lo justo para que me quepan las botas camperas por dentro.
te sigo en tu blog.
smuacks!

Las joyitas de Amets dijo...

Me quedo absulutamente con los pitillos, porque los que me van de cintura me quedan grandes de pierna y si no al contrario ¿LO QUE TIENE ESTAR MAL HACHA¡JA¡ aunque me encantaria encontrar aquellos que nos comprábamos en el carrer del Call o por ahí antiguamente que nos costaban 2500 pts¡¡¡¡¡ahora esa tienda es de souvenirs¡¡¡¡¡

MINNIE and BELLE dijo...

yo he descubierto el truco del siglo hace poco. también tengo ese problema de los que me están bien de cintura me estan anchos de pierna y viceversa. total que ahora me los compro que me estén bien de pierna y aunque me estén a petar de cintura les hago dos pequeños cortecitos a cada lado en la cinturilla y luego con un cinturón encima no se ven los cortecillos y te aseguro que funciona.